25/1/11

¡EL PODER ESTÁ EN TÍ. DESCÚBRELO ¡

El ser humano fue diseñado exclusivamente para triunfar. El cerebro está compuesto por 100 billones de neuronas, la vista tiene mil 200 diafragmas, el oído mil 600 decibeles y el cuerpo contiene alrededor de 2 millones de células térmicas automáticas.

Diariamente, tenemos 60 mil pensamientos, de los cuales se repiten al siguiente día el 99%. Un pensamiento no se puede ver, pero si se puede medir, los científicos determinaron que cada uno tiene 0.2 voltios de energía.

Los pensamientos tienen el poder de materializarse, es decir, si crees que eres sano, pues eso es lo que obtendrás, pero si crees lo contrario, pues serás una persona enferma.

La vida es sencilla, sólo es cuestión de hallar las claves y aplicarlas. “Nos convertimos en lo que pensamos y recibimos lo que damos”. Sólo tú y nadie más que tú, tiene el poder de hacer con tú vida un paraíso o un infierno. Para ello, debes analizar que pones en tú mente, pues de allí parte el proceso de la creación.

Analiza tu forma de pensar; es desagradable, pesimista, pues obtendrás vacios, enfermedad y conflictos en tú realidad, pero si por el contrario, eres optimista, agradable, de buena opinión sobre ti mismo(a); recibirás buenas dádivas de la vida.

De esta manera, la vida, la muerte, el éxito, el fracaso, la salud, la enfermedad, el amor, el odio, el entusiasmo, el aburrimiento, el dinero, la escases y todo lo demás dependen de lo que siembras en tú mente, como decía Platón “todo logro humano nace en el jardín de los ideas”.

¿Pero cómo hacer para cambiar la forma de pensar? Para ello es necesario que primero adquieras consciencia de que sólo tú y nadie más que tú eres el único responsable de lo que sucede a tú alrededor, es decir, si hoy tienes problemas, deudas, enfermedad o cualquier otra situación desagradable, es porque tú la creaste con tus pensamientos.

De las 24 horas diarias, 14 nos la pasamos hablando con nosotros mismos, es lo que conocemos como el “diálogo interno”. Reflexiona sobre que te dices a ti mismo(a) todos los días y con base en ello determinarás como está tú vida.

¿Qué hacer?, cambia tú diálogo interno y verás resultados diferentes en tú vida. Como decía Albert Einstein “Locura es hacer lo mismo, y lo mismo, esperando que la vida cambie”, si quieres cambios en tú vida, empieza por darle un giro a tú forma de pensar y notarás como todo empieza a ordenarse a tú alrededor.

La mente humana se divide en: mentes consciente e inconsciente. La primera tiene el 5% y la segunda el 95 % de la capacidad de la memoria. La consciente está representada por los sentidos: olfato, gusto, tacto, oído y vista,; la segunda se compone de creencias, emociones, pensamientos, paradigmas y programas mentales, esta mente es como el disco duro de la memoria, pues allí se almacena toda la información que usamos en nuestra vida.

De acuerdo a esto, no vemos con los ojos u oímos con los oídos, vemos con el programa grabado para interpretar la realidad. Los sentidos sólo son receptores de estímulos externos, estos llevan la información al cerebro, donde la mente inconsciente reacciona a ese estímulo con base en lo que allí esté almacenado.

Un ejemplo claro es lo que sucede con las personas que sufren de celotipia o celos, ellas interpretan la realidad con base en lo que vivieron en la infancia o en otra etapa de su vida, que los marcó y generó un programa mental de desconfianza hacía el sexo opuesto.

Así que a partir de hoy, si quieres cambiar tú vida y hacer las cosas para las que fuiste diseñado, fíjate muy bien en lo que plantas en el jardín de tú mente.

Pon allí amor, éxito, y otras cosas más, y verás que no habrá barreras que te impidan lograr eso que tanto anhelas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario