24/4/11

LA IMPORTANCIA DEL AMOR PROPIO II

Por: Edward Pinilla

pinillafl@hotmail.com

Eres una persona muy valiosa, eso debes asimilarlo claramente. Naciste para ganar, todo lo que necesitas para triunfar está dentro de ti. Para ello, es necesario que te conozcas muy bien y que sepas a donde quieres llegar.

Imagínate que estás en una competencia atlética, que vas en primer lugar y que detrás de ti van mil millones de atletas más tratando de alcanzarte. Tú pones el mayor esfuerzo por evitar que te alcancen, estás como dentro de un túnel, corres y corres a gran velocidad. De repente ves una luz brillante al frente tuyo, es la meta, saltas y logras entrar en ella, haz ganado la carrera.

Antes de nacer tú ya eras un ganador o ganadora, le ganaste la carrera a mil millones de espermatozoides que luchaban entre sí por llegar al óvulo. Tú fuiste ese espermatozoo que germinó el óvulo de tú madre, GANASTE.

Nunca dudes de tus capacidades, porque dentro de ti yace un genio esperando ser despertado para demostrarle al mundo cuán grande eres. Si en este momento de tú vida estás atravesando una situación difícil. Primero, no te desesperes, tranquilízate y busca el origen de esa situación. Encontrarás que a lo mejor fuiste tú el o la responsable de que eso pasara. Luego, trata de aprender la lección que la vida te quiere dar con esa circunstancia. Evita, culpar a otros de tú desgracia, porque eso te hace una persona irresponsable.

Generalmente, la mayoría de desgracias o problemas que ocurren en nuestra vida, los causamos nosotros mismos. Parece extraño admitirlo, pero así es. Gran parte de eso que llamamos problemas, son asimilados como consecuencias de baja autoestima, es decir falta de amor propio, y esto principalmente se deben a que de chicos no aprendimos lo que significa el amor propio.

El hecho de que alguien atente contra otra persona o tan sencillo como faltarle el respeto a otro, es consecuencia de la ausencia de amor propio.

Algunos seres humanos no entienden esto claramente. Somos como puercoespines que se juntan para abrigarse en una noche fría. ¿Qué produce la unión de una persona herida y con baja autoestima, con otra en similares circunstancias? Dolor y ofensa. Es lo único que pueden producir, hacerse daño mutuamente, y hacerle daño a sus hijos, que son quienes observan, aprenden e imitan lo que sus padres hacen.

Hay que entender que los seres humanos damos de lo que tenemos. Si tú hijo o tú pareja te piden amor, y no le das sino maltrato e insultos, es porqué desconoces ese lenguaje y necesitas urgentemente reaprender. De la abundancia del corazón habla la boca. Si conoces el amor, puedes hablar de él, transmitirlo y enseñarlo a otras personas, pero si no lo sabes, no lo puedes dar.

La autoestima baja se forma en un niño cuando los padres condicionan el amor “sino sacas buenas notas no te quiero”, la repetición constante de la palabra “no”, estudios han demostrado que antes de cumplir los 8 años el niño ha escuchado 148 mil veces “no”; la inconsistencia en las reglas de conducta, papá dice algo y mamá lo desautoriza o al contrario; regaños con alto grado de enojo, violencia, palabras groseras y cólera; maltrato físico, abuso sexual, alcoholismo y drogadicción en los padres; padres sobreprotectores, consentidores, y situaciones de estrés de estrés en los padres, entre otras causas.

Si eres de esas personas que trata mal a tus hijos, evalúa tú conducta y trata de cambiar esos hábitos, porque de lo contrario más adelante cuando ellos crezcan verás reflejados los resultados de tú exceso de autoridad. Recuerda esa ley del dar y recibir, viene a nosotros lo que damos a los demás.

Empieza por decirte a ti mismo “soy valioso y me amo”, dilo todos los días las veces que puedas y frente al espejo, para que tú mente vaya asimilando que esto es verdad.

Training personal, empresarial, terapias y, conferencias, llamar a los cels. 315 37376443015448472

No hay comentarios:

Publicar un comentario