22/7/12

MEJORE SU VIDA CON ASERTIVIDAD


Por: Edward Pinilla
Existen básicamente tres estilos de comunicación, el agresivo, el pasivo y el asertivo. Si aplicas los dos primeros en tus relaciones interpersonales, no lograrás los resultados que esperas obtener. A lo mejor, un aumento de salario, más  ventas, mejores relaciones con tu pareja, hijos, padres, amigos y mejor reconocimiento social.
Muchas personas se quejan, porque tienen demasiados problemas y no saben cómo resolverlos. Si te fijas bien, la mayoría de esos conflictos, han sido creados por ti mismo. ¡Sí!, si analizas bien la situación, eres el responsable de todo lo que sucede a tú alrededor. Todo estaría bien, si tan sólo fueras un maestro en el arte de la empatía. Esto es la habilidad der conquistar corazones. Pero ello, requiere poner en práctica las habilidades de la comunicación asertiva.
La próxima vez, que alguien discuta contigo o no te salgan las cosas como  las tenías planeadas. Pregúntate ¿cómo fue mi comunicación?
Debes entender que tú eres un ser humano dotado con todas las habilidades para aprender. ¿Por qué a otros les va mejor? No es que ellos, sean más inteligentes, simplemente tuvieron disciplina para aprender, rompieron paradigmas y establecieron nuevos patrones de vida para lograr resultados.
La palabra asertividad, proviene del latín “assertus” que significa la afirmación de la certeza de algo. Ser asertivo, es la relación con nuestra consciencia, con todo lo que nos rodea y el medio ambiente en el que nos desarrollamos. Ser asertivo implica, tener una muy buena autoestima, un buen reconocimiento de quien se es, de los talentos y dones recibidos, de una muy buena comunicación intrapersonal y la habilidad de auto reconocerse.
Para lograr la asertividad, se debe primero aprender a tener habilidades sociales, éstas determinan las relaciones. Los seres humanos, evolucionamos o involucionamos, es decir, avanzamos o simplemente, nos quedamos donde estamos esperando el paso de los años, sin obtener resultados diferentes. Quienes involucionan, se dejan invadir por el peor virus social hasta hoy identificado. La rutina.
Por qué muchas personas no logran habilidades sociales, se debe principalmente al aprendizaje obtenido en sus primeros años de vida. Tú como ser humano, estas compuesto de una mente consciente y una inconsciente, la primera es la que capta los estímulos externos y la segunda los almacena junto con emociones. Estos mensajes que se archivan en la mente inconsciente, que representa el 95% de la capacidad de tú memoria, determinarán tú destino. Esta mente, guarda creencias y paradigmas, que son los que van a definir tú estilo de vida.
Para dar un ejemplo. Si alguien se comporta de manera agresiva con los demás, usando comúnmente frases y palabras que ofenden, siendo altanero en su tono de voz, se debe a que en su infancia lo aprendió de uno de sus padres, que hacían lo mismo. Y de tanto practicarlo, le pareció que esa es la mejor manera para darse a entender. Caso contrario, podría ser el de alguien que teme hablarle directamente a otros por temor a ser criticado o censurado, y prefiere callar. Esta conducta se da porque en su infancia, alguno de sus padres amenazaba a este niño, impidiéndole comunicarse libremente.
Si quieres ser un maestro en el arte de seducir a otros y lograr persuasión, te invito primero a identificar tu estilo de comunicación. Seguidamente, ten en cuenta que comunicamos a través no solo de las palabras, sino que también intervienen, el tono de voz y el lenguaje del cuerpo.
Por ejemplo, ¿cómo responderías, si llegas a un restaurante y encuentras que la copa en la que te sirven agua, tiene labial? Si es un agresivo, en voz alta y ofensiva, llamará al mesero, procurará ser oído por los demás en su reclamo. Si es un pasivo, evitará los escándalos y de manera silenciosa tratará de limpiar la copa. Un asertivo, llamará al mesero y a solas, en un tono de voz tranquilo y respetuoso hará el reclamo, pidiendo el cambio de copa.
Conferencias y talleres. Cel. 3175206658 - 3007359666

No hay comentarios:

Publicar un comentario