10/6/15

¿QUIÉN SOY, EN REALIDAD?

Edward Pinilla
Un niño y su padre caminaban por las montañas, de pronto el chico se lastima y grita ¡ahhh!, para su sorpresa oye una voz que repite ¡ahhh!, curioso el menor pregunta ¿quién está ahí?, nuevamente la voz le responde ¿quieeennn estaaaa ahiii?, enojado el pequeño grita ¡cobarde!, y seguidamente la voz repite ¡cobarrrdeee!, indignado pregunta a su padre, ¿qué pasa?... Sonriendo el hombre, le dice, hijo mio, presta atención…

Entonces, el padre grita a la montaña ¡te admiro!, de regreso la voz responde ¡tee admirooo!, luego dice, ¡eres un campeón!, la respuesta es la misma… El niño, no entendía lo que sucedía… Para saciar su curiosidad, el padre le explica.. Algunos lo llaman eco, pero en realidad es la vida, te devuelve todo lo que dices o haces, nuestra vida es simplemente un reflejo de nuestras acciones.

Te has preguntado alguna vez, ¿quién eres en realidad?, ¿te conoces realmente, como para poder afirmar, yo soy así?

Si te detienes un momento  y haces un análisis profundo, de quien eres, descubrirás que en realidad, eres como una torta partida en varias partes. Cada una de estas, es un pedazo de alguien que te lo dio cuando niño(a).

Tenemos una herencia de nuestro padre, de nuestra madre, de las personas cercanas a nuestra familia cuando éramos chicos y que por nuestra inocencia creímos que lo que los ellos decían o como se comportaban era por que así debía ser. Cada uno de ellos dejó una huella en nosotros, que hace parte de lo que somos hoy.

Te has preguntado, si esa forma de ser tuya, o como reaccionas ante determinadas circunstancias, eres tú en verdad, o lo haces porque alguien te lo enseñó, y aprendiste por imitación que así debería ser.

Sinceramente, ¿sabes cual de todas esas partes de esa torta en que te convirtieron eres tú en realidad? ¿Cuál es tu yo genuino? ¿Dónde quedó ese niño(a) bondadoso, inocente, humilde, perfecto que eras?

En realidad, si te das cuenta, eres una persona perfecta, creada con amor, que vino a este mundo a servir, a amar, a ser bueno(a), a vivir sanamente, a mantener relaciones agradables con los demás. No viniste a este mundo a odiar, a vivir enfermo, a tener escases, a vivir solo(a), a ser triste o tener desgracias, si esa es tu realidad, ¡DETENTE, UN MOMENTO!, reflexiona y comprende que esa no es tu naturaleza, eso lo aprendiste de alguien que también lo adquirió de otro más y que te lo transmitió. Esa persona que te lo enseñó, por ignorancia o por falta de amor propio,  no se tomó la molestia de preguntarse si ese en verdad era él o ella, simplemente obedeció, bajo sus brazos y asumió una actitud de víctima creyendo que ese era su destino.

Pero  tú que lees este mensaje, que vives un presente que a lo mejor no te gusta. Tienes la oportunidad de cambiar tú vida si lo desearas, simplemente se requiere cambiar de estrategias sobre como interpretas y reaccionas ante las circunstancias.

Albert Einstein, acostumbraba a decir que locos son aquellas personas que hacen lo mismo, lo mismo y los mismo, esperando cambios en la vida, si lo que realmente quieres son cambios, tienes que hacerlos por ti mismo. 

Ten presente que si no te gusta lo que ves o recibes, pues debes cambiar lo que das, es una ley natural, todo lo que damos a los demás nos regresa, es como un boomerang que se devuelve con la misma velocidad con que fue enviado.

En tus manos está cambiar tu estilo de vida. Olvídate que alguien venga a salvarte o a sacarte de esa situación en la que estás, mientras no lo hagas por ti mismo, nadie más lo hará por ti. Dios te dio el poder para modificar la vida, te dotó de todas las herramientas para que fueras grande, para que fueras triunfador(a), pero primero debes creer que eres alguien especial, hecho para ganar.

3175206658 – 3007359666

No hay comentarios:

Publicar un comentario