21/12/15

¿CUÀL ES TU ESTADO DE CONSCIENCIA?

Edward Pinilla

En 1952, en la isla de Koshima, al norte de Japón, un grupo de científicos comenzó a proveer bananas a unos monos. A estos les gustaba el sabor de las batatas crudas, pero no la arena que se pegaba a ellas cuando se las lanzaban. Una hembra de 18 meses, llamada Emo, resolvió el problema lavando las batatas en un arroyo cercano. Después le enseñó el truco al resto de monos.

En 1958, todos los monos que habitaban la isla, lavaban los bananos antes de comérselos. Sin embargo, al llegar al mono número 100, los científicos quedaron sorprendidos al notar que otros simios en otros lugares distantes del  islote también aprendieron a lavar las batatas.

De acuerdo a esta investigación, que sigue siendo una teoría en prueba, al parecer cuando un determinado número  crítico de individuos, logra su conocimiento, éste puede ser transmitido al resto de la sociedad. En este caso, la masa crítica fue de 100.

Esta teoría podría aplicarse a la evolución que tenemos los seres humanos, a lo largo de nuestra vida, desde la niñez, la pubertad, la adolescencia, la edad adulta y la vejez. Muchas veces, nos quedamos atrapados en un estado en particular, adoptando costumbres parecidas a los de la tribu a la que pertenecemos. Adquirimos en nuestro crecimiento varios estados de evolución de la mente.

En primer lugar, encontramos el estado Instintivo – Reactivo. Comenzamos aquí nuestra evolución, y es cuando el bebé empieza su aprendizaje a través del lenguaje que a él le resulta más práctico para llamar la atención y ser atendido en sus peticiones. El niño tiene un deseo insatisfecho, hambre, y para cesar su deseo, llora, su mamá le oye, le pone el biberón o el seno, y el hambre termina. Esta es una fase normal en el proceso de aprendizaje de ese infante. El problema está en que si en adelante en su desarrollo, sus padres le siguen respondiendo a todo, este chico cuando sea adulto podrá asumir actitudes de violencia para obtener del exterior todo aquello que desea y no se le da. En consecuencia lo podrá tomar a la fuerza.

Un segundo estado será el Víctimazgo – Pasivo. Es en este período cuando el menor al llegar a la edad de tres o cuatro años, cambia de estrategia, y para pedir algo que desea decide tirarse al piso o montar escándalos sin importar el sitio o las personas frente a las que se encuentre. En ocasiones lloran de manera desesperada y sus padres para resolver el asunto responden a sus peticiones dándole lo que solicitan. Aquí el chico aprende que esta estrategia funciona y por lo tanto se debe seguir utilizando. En este estado los niños adquieren la actitud de víctimas y en su crecimiento se lamentan por todo, se molestan y hasta atentan contra sus vidas, al no obtener del exterior sus deseos.

Un tercer período en la escala evolutiva es el de Dependiente – Diferenciador. El chico al entrar a la pubertad adquiere del exterior el aprendizaje por medio de reglas. “Si haces la tarea, puedes salir; si ayudas en la casa, puedes ver televisión; si mejoras en los estudios tienes estímulos, etc”. Todo en esta etapa es transmitido  por medio de reglas. En consecuencia aprende que la vida es un ejercicio de normas. Aquí se vuelven dependientes de otro para que le  imponga sus reglas y les cuesta trabajo hacerlo por sus propios medios. Se quejan de los demás y cuando algo no está acorde a ellos la critican. En este período fracasar es un desastre.

3175206658 – 3007359666



INDECISIONES

Edward Pinilla

El 10 de marzo de 1981, Morris Goodman, un exitoso vendedor de seguros en  Estados Unidos, sufrió un accidente aéreo que lo dejó casi muerto. Los médicos pronosticaron que jamás volvería a caminar, a respirar sin ayuda artificial, a comer normalmente y a hablar. Los órganos y huesos encargados de estas habilidades, estaban lesionados.

Pese a las opiniones científicas, Morris se planteó varias metas. Respirar, hablar y finalmente salir caminando del hospital. Ocho meses más tarde,   “el hombre milagro” como se le conoce, logró su hazaña al cumplir todo lo que se propuso en su lecho de enfermo.

Morris entendió algo que algunas personas desconocen y que la ciencia ha probado. “El cerebro humano no es capaz de diferenciar las experiencias reales de las imaginarias”.

La indecisión se define como la falta de firmeza y carácter para tomar determinaciones. Ante la ausencia de estas características, permitimos que otros tomen las decisiones para nuestra vida. Sin embargo, cuando nos equivocamos, caemos en el error de culpar a los demás por los resultados obtenidos. Los seres humanos somos los únicos mamíferos en la naturaleza, dotados con la habilidad de elegir. De la calidad de esas elecciones  dependerán los efectos.

Generalmente caemos en la indecisión por varios factores, que en la mayoría de los casos nos fueron dados por herencia por nuestros padres o por quienes participaron de nuestro desarrollo.  El primer elemento que nos induce a fallar en tomar decisiones serias y efectivas, es la “baja autoestima”.

Una persona que se considere inferior a otras, que tenga que preguntar constantemente para tomar alguna decisión por que desconfía de sus juicios, que busque la aprobación ajena y que le interese poco su valía personal, estará en desventaja frente a su poder de elección. Personas así, tardan mucho en ponerse de acuerdo consigo mismas, y cuando lo hacen tienden a retractarse, generando con ello conflicto. Usualmente, estas personas tienen permanentes crisis emocionales.

En ocasiones, el desconocimiento de metas fijas, puede también causar problemas en las decisiones. Cuando alguien no tiene claro - ni definido lo que quiere de la vida, se confunde a sí mismo y confunde a otras personas. La falta de planeación es un elemento perturbador para alguien que quiera objetivos precisos en su vida. Para acertar en la toma de decisiones, es necesario tener fijo que se quiere de la vida.

El miedo a actuar es también un factor de riesgo en la toma de decisiones asertivas. El miedo no es que sea malo, de hecho parece ser que traemos algunos de ellos incrustados en nuestra memoria colectiva. De hecho, los exitosos también sienten miedo, la diferencia está en que ellos toman riesgos y asumen la responsabilidad de correr con éstos. Cuando los seres humanos se dejan manipular por los miedos, se convierten en marionetas de su propio destino, dejando en poder de los demás los resultados de su vida. La única forma de vencer un miedo es enfrentarlo cara a cara.

El pecar de perfeccionistas también nos puede hacer caer en las indecisiones. Cuando alguien actúa de manera rígida, se niega la posibilidad de equivocarse y de aprender. Debemos entender que en parte de la naturaleza humana adquirir aprendizaje a través de la experimentación. Lo delicado es quedarnos en el error y repetirlo varias veces, caemos en la estupidez cuando así sucede.

Finalmente, la falta de voluntad, es otra variable que nos impide tomar decisiones acertadas. Albert Einstein, afirmaba que “existe una fuerza más poderosa que las energías atómica y la eléctrica. La fuerza de voluntad”. Esa, sólo usted puede definirla.


3175206658 - 3007359666

EL VALOR DEL TIEMPO

Edward Pinilla
Hacia los años 70, el psicólogo norteamericano Walter Mischel, de la universidad de Stanford, hizo un experimento con 40 niños  de 4 años de edad, para medir su nivel de reacción frente al estímulo de un superior.  Les dijo que se iba a ausentar varios minutos, para aquel que esperara hasta que él llegará le daría 2 golosinas, pero el que no pudiera esperar podría tomar un solo confite al que tenía derecho, que estaba sobre la mesa.

Una cámara de video registró la reacción de los infantes. Varios no resistieron y tomaron su dulce, pero otros decidieron esperar a que llegara el maestro y les diera su obsequio doble. Los chicos que esperaron, que fueron pocos, se les hizo seguimiento hasta una edad adulta. Los científicos comprobaron que eran productivos, exitosos y proactivos.

El tiempo es considerado el único recurso que  es imposible de recuperar. Por eso se hace indispensable establecer un programa para el aprovechamiento al máximo de todos los momentos de que disponemos en la vida. De hecho es posible tras una evaluación sobre el consumo personal de momentos, en convertir tiempo improductivo en tiempo productivo. Un ejemplo de ello, podría ser calcular el tiempo que gastamos en traslados de un lugar a otro, mientras manejamos o vamos en autobús, podríamos escuchar un audio libro de superación personal, para ampliar nuestros conocimientos personales y prepararnos para evolucionar.

Para medir el tiempo y saber el uso correcto, cuando se tienen planes para la vida. Podemos establecer un cuadrante para determinar el  adecuado manejo de las actividades en las que nos desempeñamos.

La primera escala del cuadrante la llamaremos lo URGENTE. Aquí se encuentran aquellas acciones que no podemos aplazar por su necesidad de atención inmediata. Aquellas que no se pueden postergar, como por ejemplo una cita médica, reunión de trabajo o cualquier otra que requiera ser atendida en el instante.

En la segunda parte del cuadrante, encontramos LO IMPORTANTE. Aquí están presentes aquellas diligencias que pueden ser pospuestas, pero que de todas maneras revisten importancia en nuestra vida. Se hallan en esta área los proyectos, la educación, la capacitación y otras que son vitales  para nuestro desarrollo personal, familiar, social, familiar y espiritual.

La tercera sección está identificada como LO URGENTE Y NO IMPORTANTE.  Se encuentran en este sector aquellas ocupaciones que no revisten importancia alguna para nuestro crecimiento, y que por el contrario nos restan energía.  Quedamos frustrados en este cuadrante. Se hallan aquí reuniones sin temas de interés, como  reunirse con amigos para ingerir bebidas alcohólicas, reuniones para intercambiar chismes y todo tipo de charlas sin contenido.

El cuarto cuadrante está identificado por lo NO URGENTE Y NO IMPORTANTE. Es este fragmento encontramos un vacío existencial. Es aquí donde se desperdicia totalmente el tiempo, se desaprovecha al punto de perder el sentido de la vida humana. Las personas que caen en este lado del cuadrante, terminan mal sus vidas.  Quienes se hallan así,  carecen de motivos para vivir,  no tienen bitácora ni mucho menos plan de vida. Las personas en este lado están totalmente desubicadas y pérdidas, muchas caen en los vicios y otras eligen auto eliminarse, dándole fin a sus vidas.

La mejor manera de aprovechar el tiempo y empezar a ser productivo, es pasar de la reactividad a la pro actividad.  Una persona que hace esto,  le da sentido a la vida, empezando por colocar motivos para vivir. Metas que sean alcanzables y que la obligue a despertar con entusiasmo todos los días. Es en este momento cuando se pasa de la dependencia a la independencia.

3175206658 - 3007359666


LA ZONA DE CONFORT

Edward Pinilla
¿Sabe cómo se amaestra una pulga?...Sencillamente, consiga un recipiente pequeño de vidrio, introduzca al insecto en su interior y luego tápelo para evitar que se escape. Déjelo en un lugar seguro durante 8 días, consiga un metro para calcular el salto. Libere a la pulga y notará que no brinca más allá de 5 centímetros, luego de que saltaba 1,50 centímetros…De tanto golpearse contra el vidrio para lograr su libertad, se cansó y se rindió ante la posibilidad de volverlo a intentar. Total para que hacerlo si siempre se va a encontrar con un obstáculo en el camino.

Nos pasa muchas veces en la vida cuando de tanto insistir e insistir, caemos rendidos ante las dificultades que la vida nos pone en el camino, sin embargo, lejos está  comprender que esos obstáculos son enseñanzas de las que debemos apropiar las lecciones.

Se conoce a “la zona de confort” como ese estado mental en el que nos encontramos atrapados y en el que todo nos parece normal, rutinario y seguro, del que es mejor no salir por temor a lo desconocido. Este estado que además originó un espacio físico en la realidad, representa la vida de una persona a la que se le acabaron las oportunidades y que prefirió rendirse y quedarse allí para asegurar su futuro, de hecho “más vale pájaro en mano que cien volando”.

Caemos atrapados en la zona de confort cuando después de tanto buscar lo que anhelamos, terminamos por conformarnos con lo `primero que encontramos en el camino. Suele suceder en la elección de pareja, en la consecución de un empleo, en el espacio que vivimos y en otras circunstancias más de la vida. La zona de confort representa la seguridad y al mismo tiempo una trampa para desfallecer. Cuando caemos en ella, es difícil salir de allí por miedo a lo que existe más allá.

De acuerdo a lo planteado por expertos en desarrollo humano, una de las claves para romper el espacio de la zona de confort, es el establecimiento de metas firmes y sólidas. Esta zona, es un estado al que todos pretendemos llegar, lo desagradable reside en el conformismo al que podemos caer si desfallecemos en continuarla búsqueda de los objetivos planteados.

La zona de confort, debe ser un descanso necesario para reposar y retomar fuerzas. Es segura y representa una garantía al esfuerzo. Al fin y al cabo salir esta zona suele ser difícil, porque en ella están los temas y áreas de dominio que se tornar comunes a nuestro entorno.

Personajes de éxito como Tomás Alba Edison, entendieron este proceso. Alcanzaron sus metas, pero entendieron que no debían detenerse, que era necesario plantearse otros retos para asegurar su existencia y evitar caer en la rutina.

Más allá dela zona de confort, se encuentra el área de aprendizaje. Ésta significa una oportunidad para aprender de los miedos y planteamos  nuevos retos. Lo hacemos al ampliar nuestro círculo social, mental, emocional, físico y espiritual. Es en esta zona donde adquirimos  nuevos hábitos y aprendemos a establecer cambios. Aquí en esta área las crisis presentadas, representan oportunidades que sabemos aprovechar a nuestro favor.

A algunas personas estos cambios les apasiona, otras por su parte sienten pánico al experimentar situaciones nuevas. El aprendizaje debe ser abordado desde una perspectiva abierta, ya que se trata de adquirir nuevos conocimientos para mejorar y ampliar nuestra visión de la realidad. Permanecer en la zona de aprendizaje es establecer nuevos paradigmas, que nos servirán para adaptarnos a culturas que hasta ahora eran desconocidas por nosotros.

3175206658 - 3007359666


EL MAGNETISMO EN LAS PERSONAS

Edward Pinilla
Según la leyenda el descubrimiento del magnetismo, se le atribuye a un pastor griego conocido como Magnes, quien fue el primero en descubrir los imanes. Se dice que un día mientras llevaba a su rebaño a pastar, la punta férrica de su bastón fue atraída por una piedra que estaba a mitad del camino. Desde ese día se le conoce a esa roca, “la piedra de Magnes”.

Los imanes `producen  energía, la cual no se ve, pero se ve el objeto (el imán). Sin embargo, es fácil demostrar la presencia de la energía poniendo a funcionar el magnetismo de la piedra.  De acuerdo a expertos, esta misma operación funciona en el universo, existen dos polos que también operan en los seres humanos.  

Según los chinos, en la naturaleza podemos observar la energía negativa de la tierra, que se le conoce como YIN, mientras que la energía positiva del cielo se le conoce como YANG. El Yang es activo, masculino, dominante y positivo. Está colmado de poder y de energía. El Yin es receptivo, femenino, complaciente y nutriente, negativo (en cuanto a polaridad), pasivo, espiritual y profundo. Etimológicamente hablando, “Yin” significa  “el lado de la montaña que da a la sombra”, y el significado literal de Yang es “el lado que da al sol”. Se considera yin todo lo que tenga características o tendencias similares al agua, como por ejemplo, la frialdad, la oscuridad y la tendencia hacia abajo; y, yang todo lo que tenga características similares al fuego, como por ejemplo la calidez, la brillantez y la tendencia hacia arriba.

En la mujer, la energía negativa ingresa por los pies y la positiva sale por su cabeza; en el hombre sucede lo contrario, la positiva ingresa por su cabeza y la negativa sale por sus pies. Todo ello produciendo un circuito continúo. En el corazón el hombre tiene energía negativa y la mujer energía positiva. Por eso es necesario la unión de los dos para producir un equilibrio, un intercambio permanente de energía en la unión de los dos polos.

A nivel mental suceden patrones similares. En todo momento estamos atrayendo iguales a nuestra vida, de esta manera podemos precisar que todo lo que se manifiesta en mi realidad física es producto del orden o caos generado en mi mente por la radiación que emiten mis pensamientos. Estos pensamientos no es posible verlos, pero  los  científicos han determinado que poseen energía, cerca de 0.2 voltios cada uno, lo que manifiesta que tienen poder magnético.

De acuerdo a esta teoría podremos tener un punto de acercamiento al porque suceden cosas desagradables o agradables a las personas. Porqué mientras algunos viven situaciones de felicidad y placer, otras viven una vida tormentosa y llena de enfermedades.

Una aproximación a ello, está fundamentada en la teoría del magnetismo. Permanentemente estamos atrayendo a nuestra vida aquello que pensamos. Todos los días las personas tenemos una capacidad de producción de 60 mil pensamientos, de los cuales al siguiente día se reproducen el 99% de ellos. Valdría la pena que evaluara la calidad de sus pensamientos para medir como se encuentra su vida. Por eso los orientales recomiendan la meditación como parte del proceso para controlar los pensamientos.

A partir de hoy, conociendo el funcionamiento de la vida, se hace necesario empezar a diagnosticar la calidad de mis pensamientos, y comenzar de esta manera a controlar mi destino. También es necesario advertir que dejar al azar el futuro, es permitirle a la mente inconsciente la operación de pensamientos automáticos que están regidos por experiencias pasadas.
3175206658 - 3007359666


20/12/15

LA BELLEZA INTERIOR

Edward Pinilla
 “Un hombre encontró un día a su vecino (un anciano de 80 años) abriendo hoyos en la tierra…
…¿Qué estás haciendo?... Le preguntó
…¡Plantando árboles de mango!... Replicó el anciano.
…¿Esperas comer mangos de esos árboles?... Dijo burlándose, el vecino.
…No. A mi edad, sé que no lo haré. Afirmó el abuelo.
--- Aun así, explicó: toda mi vida he comido mangos, y no de un árbol que yo haya plantado…No hubiera tenido yo esos mangos, si otros hombres no hubieran hecho lo que yo estoy haciendo ahora. Solo trato de pagar a mis semejantes que plantaron los arboles de mango para mí.

No estás solo en este mundo. Existen  y existirán otras generaciones que nunca conoceremos. Nuestros actos, deseos y pensamientos, afectarán o beneficiarán a seres que aún no han nacido. Por eso todo lo que hagamos en la vida, es necesario emprenderlo con alegría, entusiasmo y ante todo mucho amor…

La belleza interior surge como resultado de la búsqueda constante a la pregunta de ¿quién soy yo? Es en virtud del conocimiento de sí mismo, que empieza a florecer el mundo mágico del interior. Todo lo que sucede a nuestro alrededor, es producto de la interpretación del mundo interior. Allí, debidamente almacenadas, las creencias dan al ser humano una visión de su realidad. Para empezar a observar la belleza que fluye del interior, es necesario comenzar por definir los paradigmas que gobiernan la mente, de lo contrario, mi realidad estará sujeta a una interpretación egoísta de lo que yo creo suponer es.

Dios hizo al ser humano perfecto, dotado con herramientas y talentos para que fuera grande, exitoso, sano  y especial. Para describir esta realidad, solo basta observar a los niños. Para ellos, nada es imposible, solo empiezan a limitarse cuando algún adulto le transfiere sus creencias limitantes y bloquea sus deseos de soñar.

La misma situación, la podemos apreciar en los escarabajos. La ciencia lleva 100 años estudiando a estos insectos sin encontrar una respuesta acertada del porqué pueden volar a pesar de su condición física que les hace imposible levantar el vuelo. Sin embargo, los científicos han llegado a una conclusión sobre el  coleóptero. Ellos vuelan, porque en realidad desconocen que no pueden volar. Si lo supieran, no volarían.

Algo parecido acontece con nosotros los seres humanos, aparentemente, la especie viva más desarrollada en la naturaleza, la única dotada con capacidad de pensamiento, la única con la capacidad de tomar sus propias decisiones, y la única especie de mamíferos provista de libre albedrío.

Hasta la edad de cuatro o cinco años, todo niño tiene en su ADN original la información y programación, necesarias para triunfar, ser feliz, sano, y la capacidad de hacer imposibles. Es cuando, pasados estos primeros años,  empieza a adoptar la posición de su hábitat, que incluye padres, familiares, sociedad y cultura en general. Estudios han determinado que a la edad de 8 años, un niño ha escuchado 148 mil veces la palabra “NO”,  con lo cual queda programado para hacer que todo a su alrededor parezca imposible.

De esta manera y sin que lo notemos muchas veces, estamos programando en nuestros hijos los mismos patrones de conducta con los que nosotros fuimos criados.  Delimitando la posibilidad de maravillarse de sus propias creaciones y deleitándose de las bellezas que residen en su interior.

Dentro de cada uno de nosotros existe un genio, que espera el tiempo necesario para despertar y mostrar al mundo el manantial de riquezas que yacen en el fondo del ser. Si quieres hallar a Dios, es necesario primero identificar quien eres tú en realidad.
3175206658 - 3007359666


LA AUSENCIA DE CONOCIMIENTO

Edward Pinilla
Un naturista fue de visita donde un amigo granjero. Una vez allí, se sorprendió que entre las gallinas había un águila, que se comportaba igual a estas aves.  El naturista le hizo ver al campesino de este hecho, pero la respuesta fue: “es una gallina”.

Para evitar la discusión, el hombre decidió hacer una apuesta con su amigo.  Subió hasta el tejado con el animal, y le dijo: “ya que eres un águila y no una gallina, ya que perteneces al cielo y no a la tierra, extiende tus alas y vuela”. Para sorpresa suya, el ave se dejó caer sin hacer esfuerzo por volar. Ante el esto el campesino advirtió, “ves que es una gallina”.

Decidido a comprobar lo contrario el naturista, le apostó el doble, pero en esta ocasión lo llevó hasta una montaña, desde donde levantó al ave en sus manos y le repitió: “ya que eres un águila y no una gallina, ya que perteneces al cielo y no a la tierra, extiende tus alas y vuela”, al principio el animal se dejó caer, pero cuando estaba a punto de tocar tierra, extendió sus alas y  levantó su vuelo. Sencillamente, recordó su linaje, que estaba impreso en sus células.

Muchas veces hacemos cosas indebidas en la vida porque sencillamente ignoramos quienes somos y para qué estamos aquí. La vida es muy simple si la sabemos vivir, solo se trata de interpretar algunas reglas y listo.  La totalidad de los problemas que ocurren en la vida, se deben  al quebrantamiento de estas leyes universales.  

De acuerdo a esto, podemos deducir que los problemas que vivimos los seres humanos, son dados por la falta de conocimiento.  Y, en consecuencia, esto hace que se genere  el sufrimiento. Este mismo se presenta por la carencia de información. Para resolver algún problema, es necesario apropiarse de nueva información, de lo contrario el asunto aumentará.

Todas las personas portamos dentro de nosotros mismos, un manantial de innumerables riquezas, que solo podrá ser visto, con una mirada interior. A esto, se le llama inteligencia intrapersonal. Cuando el ser humano reconoce con humildad su verdadera esencia, su verdadero linaje. Hecho a semejanza del creador. Solo allí podrá experimentar la verdadera vida que emana del interior. Todo lo contrario es producto del ego.

Todos los problemas que aparecen en la vida, hasta las enfermedades, son producidas por la violación a una de estas leyes universales. Pero también, es el producto de cambios que debemos experimentar en los planos: físico, espiritual, emocional y mental. Todo problema trae consigo nueva información,  es como una oportunidad de aprender a evolucionar.

Lo primero que debemos aprender es que cada uno de nosotros somos parte de un todo que está conectado a una sola fuente. Es decir, Dios es el mismo para todos sin importar la ideología, cultura, religión, clase, raza o cualquier diferencia.  Esto es, no podemos afirmar que estamos separados de Dios, somos parte de él. 

La raza humana crea su existencia a través de la forma de pensar, por eso Platón afirmó “Todo logro humano nace  en el reino de las ideas”. Es a través de los pensamientos que concebimos la vida y comprendemos la obra de la creación. Diariamente tenemos una producción de 60 mil pensamientos, de los cuales se repiten al día siguiente el 99%.  Ten cuidado con lo que cultivas en el jardín de tu mente pues todo lo que pongas allí, demarcará tu destino.

La calidad de los pensamientos puede ser medida por las palabras, la kinesia y las emociones impresas en ellas.
3175206658 - 3007359666