21/12/15

LA ZONA DE CONFORT

Edward Pinilla
¿Sabe cómo se amaestra una pulga?...Sencillamente, consiga un recipiente pequeño de vidrio, introduzca al insecto en su interior y luego tápelo para evitar que se escape. Déjelo en un lugar seguro durante 8 días, consiga un metro para calcular el salto. Libere a la pulga y notará que no brinca más allá de 5 centímetros, luego de que saltaba 1,50 centímetros…De tanto golpearse contra el vidrio para lograr su libertad, se cansó y se rindió ante la posibilidad de volverlo a intentar. Total para que hacerlo si siempre se va a encontrar con un obstáculo en el camino.

Nos pasa muchas veces en la vida cuando de tanto insistir e insistir, caemos rendidos ante las dificultades que la vida nos pone en el camino, sin embargo, lejos está  comprender que esos obstáculos son enseñanzas de las que debemos apropiar las lecciones.

Se conoce a “la zona de confort” como ese estado mental en el que nos encontramos atrapados y en el que todo nos parece normal, rutinario y seguro, del que es mejor no salir por temor a lo desconocido. Este estado que además originó un espacio físico en la realidad, representa la vida de una persona a la que se le acabaron las oportunidades y que prefirió rendirse y quedarse allí para asegurar su futuro, de hecho “más vale pájaro en mano que cien volando”.

Caemos atrapados en la zona de confort cuando después de tanto buscar lo que anhelamos, terminamos por conformarnos con lo `primero que encontramos en el camino. Suele suceder en la elección de pareja, en la consecución de un empleo, en el espacio que vivimos y en otras circunstancias más de la vida. La zona de confort representa la seguridad y al mismo tiempo una trampa para desfallecer. Cuando caemos en ella, es difícil salir de allí por miedo a lo que existe más allá.

De acuerdo a lo planteado por expertos en desarrollo humano, una de las claves para romper el espacio de la zona de confort, es el establecimiento de metas firmes y sólidas. Esta zona, es un estado al que todos pretendemos llegar, lo desagradable reside en el conformismo al que podemos caer si desfallecemos en continuarla búsqueda de los objetivos planteados.

La zona de confort, debe ser un descanso necesario para reposar y retomar fuerzas. Es segura y representa una garantía al esfuerzo. Al fin y al cabo salir esta zona suele ser difícil, porque en ella están los temas y áreas de dominio que se tornar comunes a nuestro entorno.

Personajes de éxito como Tomás Alba Edison, entendieron este proceso. Alcanzaron sus metas, pero entendieron que no debían detenerse, que era necesario plantearse otros retos para asegurar su existencia y evitar caer en la rutina.

Más allá dela zona de confort, se encuentra el área de aprendizaje. Ésta significa una oportunidad para aprender de los miedos y planteamos  nuevos retos. Lo hacemos al ampliar nuestro círculo social, mental, emocional, físico y espiritual. Es en esta zona donde adquirimos  nuevos hábitos y aprendemos a establecer cambios. Aquí en esta área las crisis presentadas, representan oportunidades que sabemos aprovechar a nuestro favor.

A algunas personas estos cambios les apasiona, otras por su parte sienten pánico al experimentar situaciones nuevas. El aprendizaje debe ser abordado desde una perspectiva abierta, ya que se trata de adquirir nuevos conocimientos para mejorar y ampliar nuestra visión de la realidad. Permanecer en la zona de aprendizaje es establecer nuevos paradigmas, que nos servirán para adaptarnos a culturas que hasta ahora eran desconocidas por nosotros.

3175206658 - 3007359666


No hay comentarios:

Publicar un comentario