4/12/15

VITAMINAS EMOCIONALES


Edward Pinilla


A un famoso escritor, se le pidió ser parte de un concurso para elegir en un colegio al niño más cariñoso…El ganador fue un chiquillo de 5 años, quien tenía de vecino a un anciano, al que recientemente le había fallecido su esposa…El pequeño al ver al hombre llorar,  saltó al patio del abuelo, fue hasta donde él estaba y se sentó en su regazo…


Cuando le preguntaron que le había dicho al vecino, el menor contestó: “nada, solo le ayude a llorar”.


Cuando te sientas cansado, con estrés o cuando estés al borde de  la locura, que  quisieras dormir y no despertar jamás. Busca un niño, abrázalo y pídele que te ayude a llorar, después él mismo te enseñará a reír.


¿Te has preguntado porqué algunos seres humanos en vez de resolver sus conflictos, se hunden más en sus problemas, refugiándose en el alcohol, la droga y otras limitaciones, que los esclaviza y los aleja de sus  seres amados?.. 


La respuesta está dentro de si mismos, huyen de sus problemas que ellos mismos crearon y que consideran imposibles de solucionar. Si es tu caso, tu sistema inmunológico emocional está débil, y es necesario que recargues energías para enfrentar lo que aun te falta por recorrer.  Los problemas son generalmente oportunidades.


Soy un defensor de la inteligencia emocional, pues  considero que en ella está la base para la solución de todo tipo de conflictos, el crecimiento espiritual, las relaciones humanas, la salud, la felicidad y el placer de vivir.


Si te fijas bien y miras con detenimiento eso que te está pasando, podrás entender que la fuente está en las emociones. Fue una emoción lo que generó que te distanciaras de esa persona, fue una emoción lo que permitió que ofendieras a esa persona que amas, es una emoción lo que hace que hoy odies, es una emoción la responsable de que hoy estés solo o sola. 


Esas emociones parten de ti. Que tal si aprendiéramos a controlarlas y dirigirlas hacía un camino que  traiga beneficios. Es decir, que tal si esas emociones que produces a diario fueran una fuente inagotable de energía que te permitiera ganar amigos, ganarte el respeto de los demás, atraer a tú vida amor de todas partes y, vivir satisfecho por lo que haces y el cómo tratas a los demás.


Para ello, necesitas recargar tu cuerpo de vitaminas emocionales, y no es que tengas que andar a todas partes con un frasco de pastillas, para tomarlas cada vez que te sientas que te asalta un desbordamiento emocional.


Esas vitaminas están dentro de ti, debes activarlas con el conocimiento de ti mismo(a). Aprende a conocer a la persona maravillosa que reside dentro de ti. Allí en el interior, reside un mago que puede darte la magia que jamás podrías haber imaginado. Los artistas lo saben muy bien, pues ellos, escuchan a su mago interior y éste manifiesta su genialidad con sus obras al exterior. 


La inteligencia emocional tiene como fundamento enseñarnos  a corregir todo aquello que está mal en el exterior y que ha sido ocasionado por nuestros actos. Atraemos a nuestra vida todo aquello en lo cual nos centramos. Tal vez has escuchado decir a alguien “los pensamientos tienen poder”. Es cierto, en ellos hay suficiente poder como para transformar al mundo, para sanar cualquier enfermedad o para reconstruir una vida deteriorada.


Todos los días tenemos una existencia de 60 mil pensamientos. La ciencia no ha podido ver un pensamiento, pero si ha logrado medirlo, cada uno tiene una fuerza de 0.2 voltios de energía, lo que quiere decir que tiene poder para causar una reacción en nuestro cuerpo.


Con esto te quiero decir que cuida el jardín de pensamientos que pones en tu mente. Pódalo cuando consideres que se está llenando de maleza. Ten respeto por ti mismo(a) con lo que tus sentidos captan a diario, pues  a través de ellos nutrimos nuestra mente y el corazón.

3175206658 - 3007359666



No hay comentarios:

Publicar un comentario