15/5/11

LA IMPORTANCIA DEL AMOR PROPIO III

Por: Edward Pinilla

pinillafl@hotmail.com

No se preocupe tanto porque le va a dejar a sus hijos, ¡PREOCÚPESE POR QUE HIJOS LE VA A HEREDAR AL MUNDO!

Esta reflexión, padres de familia si la quieren asumir en su vida, implica la autodisciplina de aprender cómo hacer personas valiosas que sirvan a los demás, que practiquen el ser parte de la solución y no del problema. En síntesis, seres humanos con una buena autoestima que se aprecien a sí mismos.

Investigaciones de la universidad de Harvard que buscaban encontrar cuáles eran los elementos por los que una persona triunfa en la vida, hallaron que un 15% estaban representados en los conocimientos técnicos y las habilidades profesionales, mientras que el restante 85% residía en la actitud personal, la capacidad de motivación y la habilidad para establecer excelentes relaciones interpersonales.

Según estos resultados, es importante el aprendizaje en la vida, pero de nada sirve que usted tenga abundante conocimiento si su actitud frente a la vida es negativa, pesimista, déspota, de mal carácter y con unas relaciones públicas pésimas.

Los seres humanos somos pedazos de varias personas, es decir modelamos en el transcurso del crecimiento, conductas aprendidas desde niños. El problema está que si usted como adulto no aprendió a asimilar esto y siguió comportándose como papá, mamá y otros que habían a su alrededor le enseñaron.

La edad de la madurez significa dominio y control absoluto sobre las emociones. ¿Porqué algunos seres humanos se dejan arrastrar por los problemas y son víctimas de las circunstancias?, la respuesta reside en el control de las emociones, pero ellas son en gran parte transmitidas por otras personas sin que usted se halla preguntado si realmente le han servido en el desarrollo de su vida.

Analice su vida, si hay algo que lleva años sin resolver o avanzar, es su responsabilidad en no querer mejorar o subir de nivel. Sólo usted y nadie más que usted, está en la capacidad de levantar las velas de su barco e ir hasta donde quiera llegar. Claro, debe entender que ello, implica contar con herramientas sólidas en su interior que le permitan convertirse en eso que quiere ser. Para lograr este propósito necesita tener una muy buena autoestima.

Las personas con autoestima alta saben que pueden hacer mejor las cosas y se preocupan por mejorar permanentemente, se sienten bien consigo mismas, conocen sus talentos y los explotan en la conquista de sus objetivos, ellas no trabajan son felices haciendo lo que les gusta hacer, expresan libremente sus opiniones, no temen hablar en público, les gusta los retos, son creativas y originales, son perseverantes, aprenden de los errores, para ellas el fracaso es un aprendizaje o parte del proceso del éxito, reconocen sus errores, les molesta la adulación y son personas independientes, difícilmente se les encuentra preguntando a otros sobre decisiones personales, pues saben lo que quieren claramente.

Personas así, se debe a que desde niños fueron tratados con respeto y amor, se les impartió seguridad, en el hogar se les aplicó normas de conducta firmes sin recurrir a la violencia, se les enseño a respetar a los demás, a soñar y se les valoró sus sueños, su salud fue cuidada de forma normal, se les enseño a ser independientes – evitando hacer las tareas por ellos, también aprendieron que los errores son parte del aprendizaje, se les formó con sentido de pertenencia, se valoraron sus cualidades, habilidades, talentos y virtudes.

Si es usted padre o madre, entienda una cosa, tiene en sus manos la posibilidad de aportar al bien de la humanidad, formando una persona valiosa. Siga el ejemplo de la madre de Albert Einstein que nunca se canso de decirle a su hijo que a la edad de 6 años aún no podía hablar, ¡Albert Eres un ganador, eres un triunfador!, dígaselo también a su hijo (a) y verá el efecto que tendrá sobre su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario