16/10/11

¡CÓMO MANTENER UNA ACTITUD MENTAL POSITIVA!

Por: Edward Pinilla

pinillafl@hotmail.com

Una mañana llegó a las puertas de la ciudad un rico mercader árabe y allí se encontró con un pordiosero medio muerto de hambre. Sintió pena por él y le socorrió dándole dos monedas de cobre.

Horas más tarde, los dos hombres volvieron a coincidir cerca del mercado: - ¿Qué has hecho con las monedas que te he dado? —preguntó el mercader. Respondió en pordiosero: - Con una de ellas me he comprado pan, para tener con qué vivir; con la otra me he comprado una rosa, para tener por qué vivir.

La actitud es la disposición estable y continua de una persona para actuar de una manera determinada. Las actitudes orientan, impulsan y condicionan la conducta contribuyendo a la formación de la personalidad. Éstas, son positivas y negativas. Tu conducta y carácter definen en qué posición de la balanza te encuentras en la vida. Si tus actitudes son negativas, tus resultados en la vida serán en iguales proporciones, pero si son positivas, tus resultados serán óptimos.

Para mantener tu actitud mental positiva, debes empezar por establecer la ética como principio básico en tú vida, obrando con rectitud, evaluando permanentemente tu conducta. Recuerda que todo lo que hagamos tiene su efecto en la vida misma, lo que das recibes, por tanto una conducta ética, determinará tú destino.

El orden y la limpieza, son otras características de una buena actitud mental. Cuando estas hacen parte de tu vida, son como hábitos establecidos por ti, reflejan disciplina y planeación. Lo contrario, hablan de un ser humano que vive al azar, sin planeación, esperando que las oportunidades aparezcan solas. Cuando haces del orden y la limpieza, un ritual en tú vida, tienes el control.

La integralidad, también define en ti la actitud. Ser integral es buscar el equilibrio en todas las áreas de la vida. En lo físico, mental, emocional y espiritual. Así como el árbol de pino que crece en armonía para no dañar su forma, el ser humano debe buscar siempre el equilibrio en su vida. Si falla alguno de los elementos que integran tu ser, tendrás complicaciones como consecuencia de tus errores. Tomar el control exige esfuerzo, preparación y madurez, para no dejar en manos de otros la vida, que es la única propiedad sobre la cual tienes derecho absoluto.

La puntualidad, hace parte igualmente de la definición de una persona con buena actitud mental. Esta dice de ti que eres una persona en la que se puede confiar plenamente, pues estas al cuidado de tú imagen personal. Alguien puntual, es aquel que procura no quedar mal en ninguna parte, es aquel interesado en aprender, es quien manifiesta un alto interés en donde este, es también una persona con disposición, atenta y servicial, firme y sincera.

Otra cualidad que define tu actitud mental positiva, es la responsabilidad. Éste valor, se puede definir como la diferencia entre una persona reactiva y una proactiva. La primera es irresponsable, aquella que siempre encuentra obstáculos, que critica permanentemente, que se queja de todo y de todos, que nunca se halla en ninguna parte, es aquella persona que tiende a ser parte del problema y no de la solución, una persona así, difícilmente logrará hacer bien las cosas, pues pierde tanto tiempo quejándose que no alcanza a terminar lo que empezó. Por su parte, un proactivo siempre está dispuesto a dar más de lo que le piden, él o ella, hacen parte de la solución, siempre están a la expectativa y dispuestos para todo, evitan criticar y su comunicación es siempre asertiva.

De la misma manera, una persona con buena actitud, tiene siempre un deseo permanente de superación, está continuamente en la búsqueda de la excelencia, si se requiere romper paradigmas, lo hace siempre y cuando estos no dificulten su proceso de evolución. Es respetuoso con los demás y se caracteriza por un profundo amor propio, que lo hacen alguien especial.

Conferencias y talleres. Cel. 3175206658 - 3007359666

No hay comentarios:

Publicar un comentario