16/10/11

SECRETOS DE LA EXCELENCIA

Por: Edward Pinilla

pinillafl@hotmail.com

Si de alcanzar la excelencia se trata y ese es tu ideal, lo primero que debes tener en cuenta, es definir ¿QUÉ QUIERES DE LA VIDA?

Así que debes tener deseos, de ser alguien diferente a los demás, la excelencia es precisamente eso, excederse en todo. Deseo es un movimiento energético de la voluntad hacía el conocimiento, posesión o disfrute de algo.

Hace más de 2200 años, se desató una rebelión campesina contra la dominación de la dinastía Qin, la primera dinastía feudal de China. Xiang Yu, líder de la insurrección, con sus ocho mil seguidores, combatía en las zonas del curso inferior del río Huaihe. En una ocasión, Xiang Yu ordenó a todos sus seguidores a cruzar el río Zhanghe para atacar a dos mil soldados de la dinastía Qin comandados por el general Zhang Hang.

Después de atravesar el río, Xiang Yu dio la orden de que cada soldado tenía que llevar consigo comida suficiente para tres días, y después romper todas las ollas y hundir todos sus barcos. Ante tales instrucciones, los soldados preguntaron:

- ¿Por qué hemos de destruir los barcos?, ¿cuál será nuestra salida?

- La orden del comandante tiene que ser cumplida —dijo Xiang Yu a sus combatientes—.

- Ahora, sin ollas ni barcos, podremos y deberemos luchar y avanzar. Retirarnos sería la muerte.

Los de Xiang Yu, privados de toda posibilidad de supervivencia, lucharon heroicamente contra el enemigo hasta derrotar a los dos mil soldados de la dinastía Qin.

Esta batalla dio gran fama a Xiang Yu, y veinte siglos han pasado desde que se originó este proverbio, pero aún hoy, los chinos lo utilizan para expresar la férrea determinación de hacer algo.

Si lo que realmente quieres es convertirte en alguien que deje huella, deberás hacer como el general Xiang Yu, quemar tus barcos y ollas del ayer que te obstruyen el camino y emprender una vida nueva con paradigmas renovados que te permitan avanzar hacía tus objetivos.

Lo primero que debes tener en cuenta es descubrir tus talentos, pues fueron puestos en ti por el creador para que fueras una persona exitosa, Dios no nos hizo en serie sino en serio. Todos los seres humanos fuimos dotados de talentos, descubrirlos es el principio de la excelencia. Cuando los encuentres no tendrás que trabajar para otros, sino que te divertirás haciendo lo que más te encanta hacer, y trabajarás para ti.

Después tendrás que ir en busca de la suerte, bueno lo que la mayoría de las personas denomina “suerte”, para alcanzarla requiere de dos características. La primera como decía el general y presidente norteamericano Eisenhower, “de diez oportunidades que te da la vida, nueve las produces tú”, es decir hay que salir a buscar la suerte, porque de lo contrario no nos va a llegar estando inactivos, es necesario tomar acción. Y, la segunda característica es que hay que estar preparados para cuando lleguen esas oportunidades, porque si no se irán para donde alguien que si esté preparado.

Posteriormente para lograr la excelencia debes tener una estrategia que incluya una forma de promocionar lo que deseas, un producto o una marca tuya que te identifique. Para ello, es necesario aprender a superar los obstáculos, aprender de ellos, convertirlos en oportunidades.

En este proceso, se requiere seleccionar muy bien a tus amigos, pues estudios han demostrado que somos el resultado de las diez personas más influyentes a nuestro alrededor. George Washington solía decir “si realmente valoras tu reputación, procura que tus compañeros sean personas distinguidas”.

Aprende a adaptarte a los cambios, porque estos suelen ser rápidos. Busca la sabiduría, para ello elige un mentor a quien puedas seguir. De lo contrario serás como un ciego siendo guiado por otro ciego. Recuerda que hay tres inversiones que debemos hacer en la vida, dinero, tiempo de calidad y conocimiento. Finalmente, mantente siempre motivado, para ello ten metas.

Conferencias y talleres. Cel. 3175206658 - 3015448472

No hay comentarios:

Publicar un comentario