19/12/11

¡CÓMO CONTROLAR LA IRA!


Por: Edward Pinilla
Responda sinceramente estas preguntas para medir hasta donde llega su nivel de irritación. ¿A menudo me siento irritable y de mal humor? ¿Me sobresalto fácilmente y me invade la rabia por simples razones? ¿Discuto con otras personas a menudo? ¿Creo que los demás no me tratan con justicia? ¿Me siento furioso cuando me critican? ¿El sentimiento de venganza me persigue con frecuencia?
Si las respuestas a por lo menos 3 de estas preguntas son afirmativas, entonces usted necesita empezar un riguroso plan para controlar su ira, de lo contrario sus relaciones interpersonales, vida de pareja,  relación con sus hijos y familiares, corren peligro.
La ira no es que sea mala, de hecho todos los seres humanos sentimos en algún momento de nuestra vida, IRA. Lo malo está en cómo reaccionamos a  las circunstancias que nos pasan y al control que tenemos de nosotros mismos. Cuando esto pasa, este sentimiento pasa a convertirse en cólera, y este estado sí que es dañino y perjudicial, pues puede afectar todo a tu alrededor.
También, no es recomendable guardarse la ira, pues se convertirá en ira reprimida que a futuro dañará la opinión que tengas de esa persona con quien guardaste algún recelo. En estos casos lo más recomendable es pedir disculpas, entender a las otras  personas y aceptar que ellas se comportan de esa manera porque se sienten a gusto consigo mismas, haciéndolo como lo hacen. Entiende que tú no puedes cambiar a nadie a menos que esa persona te pida ayuda y acepte que lo que le dices es una verdad que está acorde a su propia verdad.
Cuando aprendes a manejar tu ira, descubres como hacerla de manera libre y sin herir a nadie, no es necesario patear a tú prójimo cada vez que estallas, esto te convertirá en una persona indeseable. Puedes, por el momento patear una almohada o morder con fuerza una rasca encías, de esos que se utilizan para que a los bebés les ayude a que salgan sus dientes.
Antes de manifestar su enojo, aíslese si le es posible, evite cuanto pueda expresar su rabia frente a otros, recuerde que está en juego su imagen personal, sus relaciones. Si enfrenta la ira con quien está frente a usted corre el riesgo de maltratar verbalmente a otros. Peor aún, esto le traerá problemas muy delicados que lamentarás más adelante.
Uno de los ejercicios más eficaces para manejar el control de la ira, es escribir sobre los sentimientos que se producen en ti, a manera de preguntas y respuestas. Notarás que tú mente al dársele razones, comprenderá que eso no está bien. Además, este ejercicio debilita la ira, puesto que divides tus emociones negativas. Recuerda ese principio de la guerra “divide y reinarás”.
Si es con un niño, puedes hacer el ejercicio con dibujos y colores, para que a modo de historieta, él o ella comprenda lo que le está pasando, y pueda aplicar correctivos a tiempo.
La manifestación agresiva del enojo también puede perjudicar tú salud, debido a que hace que se active tu sistema nervioso vegetativo simpático, generando la segregación de adrenalina en cantidades exageradas, que reducen el riego sanguíneo y de oxígeno, provocan vasoconstricción, alteran el pulso cardiaco y pueden causar enfermedades coronarias.
Aprende a identificar la causa que genera el enojo, sin encerrarte en el silencio, que puede ser lesivo y causar ira reprimida, que posteriormente al acumularse, puede hacer que estalles con cólera fuerte.
Igualmente aprende a respirar, una buena respiración abdominal hace que obtengas 1.100 centímetros de aire por segundo, permitiendo el intercambio de moléculas de oxígeno.
Tómate un tiempo para la reflexión, pero ten en cuenta que la reacción es tuya, y que no vale la pena hacerlo negativamente, para qué, si eso no te traerá buenas consecuencias. Enfrenta a la persona con asertividad y en privado, no hables mal de ella, hacerlo te convierte en un canalla.
 Conferencias y talleres. Cel. 3175206658 - 3007359666

No hay comentarios:

Publicar un comentario