19/12/11

COMUNÍCATE EFICAZMENTE


Por: Edward Pinilla
Un hombre escribió una carta al propietario de un pequeño hotel en una ciudad que planeaba visitar durante sus vacaciones: «Me gustaría mucho llevar conmigo a mi perro. Está bien educado y sabe comportarse. ¿Me permitirían ustedes tenerlo conmigo en la habitación durante la noche?».

La respuesta del propietario del hotel fue inmediata y decía: «Hace muchos años que trabajo en este hotel. Durante este tiempo, nunca ha venido un perro que robara las toallas, la ropa de cama o la cubertería de plata... y tampoco los cuadros de las paredes. »Jamás he tenido que llamar la atención a un perro a altas horas de la noche por estar borracho y armar escándalo, y tampoco ha venido ninguno que se fuera sin pagar la cuenta del hotel. »Esté tranquilo; su perro será bienvenido en el hotel. Y si él se hace responsable de usted, también a usted lo recibiremos con mucho gusto».

Conozca al mejor relacionista público de la naturaleza: “El perro”. Su comunicación está siempre altamente cargada de emotividad.
Toda comunicación humana es un envío de mensajes de emotividad. Es la inteligencia emocional trabajando a favor o en contra de usted. Cada vez que se comunica con otra persona, está manifestando su estado de ánimo.
Comunicación, proviene del latín “Communis”, que significa común. Básicamente es el proceso de transmisión de ideas, información, emociones, sentimientos y actitudes, con el fin de provocar alguna reacción en quien recibe el mensaje.
Para que seas un excelente comunicador no necesariamente requiere que seas un hablador, simplemente es tener tacto para que la otra persona interactúe con usted de manera agradable y se sienta que está tratando con alguien igual a él.
Toda comunicación oral tiene básicamente tres elementos, las palabras, el tono de voz y el lenguaje corporal. La aplicación de éstos, permite que haya persuasión y entendimiento de parte de tu interlocutor o interlocutores.
Desde la Programación Neurolingüística – PNL, podemos aprender a interactuar efectivamente con otras personas, mediante la aplicación de una técnica conocida como “Mirroring”, la cual consiste en ponerse a la altura de la otra persona siguiendo algunos de sus movimientos corporales, tono de voz y palabras.
Es sencillo, si tienes una entrevista para algún negocio o trabajo, estudias de antemano algunas características de la otra persona, primero tratas de usar su dialecto, claro considerando que estás tratando con alguien educado y culto, luego observas detenidamente sus gestos y movimientos corporales. Por ejemplo, si él o ella, mueven una de sus manos para acariciar su cabello, tú haces lo mismo, sin que sea muy notorio tu gesto, si cruza la pierna, haces lo propio, no en el momento, sino unos segundos o minutos después para que no se percate de tu actitud, y finalmente, tratas de imitar muy sutilmente, su tono de voz,  disimuladamente. De esta manera, el sistema límbico o cerebro medio de tu interlocutor, interpretará que trata con alguien igual a él y la conversación fluirá amigablemente a tu favor.
Otros trucos para ganar en las relaciones personales y mejorar la comunicación personal, consiste en evitar empezar la conversación con  un “NO”, trata siempre de arrancarle como mínimo cuatros “SI” a la otra persona, de esta manera, él o ella, seguirán el ritmo afirmativo del diálogo, y éste se desarrollará de manera eficaz.
También, en lo posible evita hablar de ti mismo, toca el tema más agradable que a todos los seres humanos nos encanta escuchar. Que se hable de sí mismos. Busca mediante la técnica de las preguntas, información que te sea valiosa, para usarla a tu favor durante la charla, y utilízala para agradar y hacer sentir bien a quien tengas en frente.
Recuerda, elimina de una vez la palabra yo de toda conversación, no hay algo más desagradable que escuchar a alguien hablar y elogiarse a sí mismo. Usa el “él o ella”, y verás cómo tus relaciones interpersonales empiezan a cambiar para bien.
Conferencias y talleres. Cel. 3175206658 - 3007359666

No hay comentarios:

Publicar un comentario