19/12/11

¡ESTÁ DE MODA SER MALO!


Por: Edward Pinilla
Hace algunos días  encontré  un manual que trata 10 reglas que al aplicarlas podrían hacer de su hijo un delincuente. Quiero compartir, estas normas con usted que lee este artículo, para que de alguna forma, tenga claridad sobre cómo tratar con su hijo, y evitar que caiga en malos hábitos, de los cuales más tarde se va a arrepentir.
Primero, empéñese en darle a su hijo todo lo que desee, de esta manera crecerá con el convencimiento de que el mundo le pertenece y está a sus pies. Segundo, cuando tenga malos hábitos, celébreselos, eso le hará pensar que es un genio y que todo lo que se le ocurra está bien. Tercero, no le de ninguna orientación espiritual, espere hasta que cumpla los 18 años de edad y decida por su propia cuenta en que va a creer.
Cuarto, recoja todo lo que deje tirado, libros, ropa, zapatos, haga todo el trabajo por él, y sobretodo no olvide hacerle las tareas, así se acostumbrará a cargar su responsabilidad sobre los hombros de los demás. Quinto, discuta frecuentemente en su presencia, y si le es posible procure golpear a su cónyuge delante de él, así aprenderá a irrespetar a las personas, inclusive a los que ama, y principalmente no sufrirá cuando el hogar se disuelva.
Sexto, dele todo el dinero que desee gastar, nunca le permita ganarse algo por su propia cuenta, al fin y al cabo porque tiene el niño que pasar por los sacrificios que usted pasó, por el contrario que él tenga lo que usted no tuvo. Séptimo, Satisfaga todos sus deseos que tenga de comida, bebida, comodidad, diversiones, paseos o ropa, no le niegue nunca nada, eso lo podría traumatizar.
Octavo, defiéndalo siempre, de los vecinos, profesores, autoridades, de cualquiera, tápele sus errores, disimule sus responsabilidades, sáquele excusas para todo, échele la culpa a los demás, compadézcalo diciéndole que lo que pasa es que todo el mundo se la tiene montada. Noveno, cuando tenga un problema serio con él o ella, quéjese y busque culpables en la sociedad, las instituciones gubernamentales y educativas, el destino, su cónyuge, o  a cualquiera que usted considere es el responsable, y dígase a sí mismo, la verdad es que nunca pude con mi hijo.
Y, décimo, si hizo todo lo anterior, prepárese para llevar una vida de sufrimiento, al fin y al cabo usted se lo busco.
En realidad estas 10 pautas parecen exageradas, pero si lo observamos bien, hoy en día, la mayoría de los padres, está dándole la razón a sus hijos en todo. El papá moderno tiene más interés en no llevarle la contraria al niño, en tratarlo con dulzura, con ternura, con amor, y no es que sea malo, lo perjudicial es que se piense que si se le lleva la contraria eso podría traumatizarlo, pues él o ella son muy sensibles y podría afectar su autoestima.
Parece que los padres modernos sufrimos de amnesia y se nos olvidó que el mejor bien que podemos causar en un chico, es llevarles la contraria. Es decir, que no siempre hay que darle gusto en todo, sino que en ocasiones para formar, para transmitir valores, no podemos estar aplaudiéndoles todo lo que se les ocurra, debemos enseñar que está vida exige sacrificios y que para conquistar las cosas es necesario el esfuerzo, la disciplina, y que lo bueno tiene un precio, distinto al económico. Y, que eso hace personas grandes, que logran lo que se proponen haciéndolo ellas mismas.
Básicamente, es difícil ser bueno por tres características. El ambiente social, no está de moda ser bueno, quien lo quiera intentar inmediatamente es criticado, burlado o ridiculizado. Los dramas personales, la forma como fue educado en casa y lo que se le transmitió. Y, la presión de quienes le rodean, si quieres callar la voz de alguien hazle coro.
Conferencias y talleres. Cel. 3175206658 - 3007359666

No hay comentarios:

Publicar un comentario