4/12/15

ANALFABETISMO EMOCIONAL

Edward Pinilla
Un principio general en derecho afirma que “la ignorancia de la ley no exime de la responsabilidad del delito”.

Aplicada esta regla general a todos los aspectos de la vida humana,  es una forma de advertencia, que nos obliga a prepararnos y ser prudentes antes de tomar decisiones. Esto, para evitar, la muy popular respuesta que se da luego de cometer un error “yo, no quería hacerlo, no sé que me pasó”

El ser humano integral, de acuerdo a lo afirmado por Steven Covey y otros expertos en relaciones humanas, se compone de cuatro inteligencias fundamentales, la  mental, la física, la emocional y la espiritual.

Cada una de ellas necesita de educación y práctica para su funcionamiento y desarrollo. La información obtenida en los primeros años de infancia es fundamental para establecer las creencias y paradigmas que permitirán la interpretación de la realidad. Por eso, antes de  ser radical en una posición, es necesario tener en cuenta la posición de la otra persona, pues ella, también tiene un sistema de creencias a través del  cual interpreta su propia  realidad.

La delicada situación social en la que vivimos actualmente en el mundo, es un síntoma que manifiesta la crisis emocional de la humanidad. Ahora somos menos tolerantes, más agresivos, poco sociables. La cultura de lo rápido e inmediato es la que impera, la gente es menos paciente, la desesperación reina por todas partes, hay más separaciones y divorcios que uniones de pareja, es común ver hoy a personas solitarias, justificando su soledad en excusas sin fundamento emocional.  Las estadísticas de suicidios son alarmantes. En síntesis, a los seres humanos se nos olvidó amar. A eso se le llama “analfabetismo emocional”.
La inteligencia emocional puede definirse como la correcta relación entre los circuitos del cerebro y el corazón, que permite la toma correcta de decisiones, y que confiere éxito en las relaciones interpersonales. Una persona con elevado coeficiente intelectual, tiene un elevado nivel de competencia técnica, mientras que alguien con elevado coeficiente emocional, posee un alto nivel de competencia humana.

Es necesaria la alfabetización en inteligencia emocional, pero, ésta debe empezar por uno mismo. La autoalfabetización. Debemos partir del reconocimiento y conocimiento de mis emociones para tener un diagnóstico sobre como está mi cuadro emocional. En indispensable conocer todas mis emociones, como se activan, que hace que se presenten desbordamientos o por lo menos asaltos emocionales, que me hacen perder el control.

Con ese diagnóstico, puedo empezar a trabajar para adaptar una nueva conducta emocional. Si encuentro que existen muchos asaltos emocionales, es porqué mis emociones, están fuera de control y requieren de disciplina para lograr dominarlas. Recuerde que los sentimientos son hijos del pensamiento. Todos los días tenemos una producción de 60 mil pensamientos. Para tomar el control, se debe conocer como están esos pensamientos, de que tipo son, en que pienso permanentemente define mi estado emocional.

Una persona con alto nivel de inteligencia emocional es fácil identificarla, generalmente son personas tranquilas, su tono de voz es mesurado, son asertivas,  son expertas en empatía y son simpáticas. Además, ellas, saben reconocer sus emociones, saben estimular las emociones agradables, controlan las desagradables, usan pensamientos positivos, estimulan la auto-estima, transforman pensamientos negativos en positivos con habilidad, y saben agradar a los demás.

En el arte de las relaciones humanas, una persona con alto nivel de coeficiente emocional,  conoce todos los secretos de la empatía. La desarrolla como estrategia para ganar amigos e influir en los demás. Aplicada la empatía, es el arte de conquistar corazones. Es ponerse en los zapatos ajenos para comprender que piensa el otro, que quiere y como quiere que se le den las cosas, en servicio y atención al público, la empatía es la mejor estrategia para comprender a los clientes.

Tenga en cuenta algo importante en la naturaleza humana, las personas somos evolutivas, por eso los cambios son permanentes. Todo cambio, es una crisis que a su vez es una oportunidad para mejorar.
3175206658 - 3007359666


No hay comentarios:

Publicar un comentario