27/1/15

INTELIGENCIA EMOCIONAL



Por: Edward Pinilla
“La vida no es estática. Los únicos que no cambian de  propósito y de ideas son los inquilinos de los manicomios y  cementerios”. Así se refería Everett Dirksen, cuando afirmaba que el hombre permanentemente debe estar renovándose.

De acuerdo a  estudios publicados recientemente, el ser humano integral, está compuesto por cuatro inteligencias, la mental, física, espiritual y emocional. Fue Daniel Goleman, quien en 1995 difundió el término de INTELIGENCIA EMOCIONAL.

Goleman, advierte que esta inteligencia representa el 80% del desarrollo de una empresa y de la humanidad. Los graves problemas sociales que vemos a diario por los medios de comunicación, se deben en gran parte a la despreocupación de las personas por reencontrarse consigo mismas, en consecuencia, culpan de sus errores a los demás, generando venganza, celos, dolor, ira, maltrato y violencia.

Goleman acerca del término emoción afirmó, en La inteligencia emocional (1995), lo siguiente: “Utilizo el término emoción para referirme a un sentimiento y sus pensamientos característicos, a estados psicológicos y biológicos y a una variedad de tendencias a actuar. Existen cientos de emociones, junto con sus combinaciones, variables, mutaciones y matices”.
         
Este mismo autor en su libro La inteligencia emocional en la empresa (1998) define el término “inteligencia emocional” como  la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los ajenos, de motivarnos y de manejar bien las emociones, en nosotros mismos y en nuestras relaciones.

Esta inteligencia, está determinada por cinco aptitudes emocionales, que a su vez se clasifican en dos grandes grupos. El primero de estos, es la APTITUD PERSONAL, que determina el dominio de uno mismo y que comprende el autoconocimiento, la autorregulación y la motivación, para comprenderlo mejor, se refiere al conocimiento de sus propias emociones y al control que ejerce sobre ellas, para una mejor calidad de vida.

El segundo grupo, es la APTITUD SOCIAL, que a su vez comprende la empatía y las habilidades sociales. Esto es la capacidad para comprender las emociones de los demás. Es decir, ponerse en los zapatos ajenos.

Toda comunicación humana es emocional por naturaleza. Cada vez que usted se dirige a alguien está transmitiendo emociones, por lo tanto es su responsabilidad, identificar de que está compuesto y de entender que si tiene continuos conflictos, éstos en un porcentaje mayor al 90%, son provocados por usted mismo.

Tras conocer la composición de sus emociones, lo siguiente es comprender que la mayoría de éstas fueron heredadas por alguien cercano.  Estudios han demostrado que el 85% de la personalidad se forma de los cero a los 8 años de edad. A esta edad, un niño ha escuchado 148 mil veces la palabra “NO”, que determina una autoestima baja.

Para entenderlo mejor, consideremos a una persona conflictiva y gruñona, actúa así, sin saber muchas veces porque lo hace, pero, su reacción para evitar prolongar una comunicación, o  ser criticada, siempre es esa, ponerse de malgenio y levantar la voz para imponer su autoridad. Si lo analiza bien, podrá entender que uno de sus padres era así, y se comporta de la misma manera porque esa conducta emocional está almacenada en su mente inconsciente.

Lo mismo puede suceder con alguien que acostumbre a deprimirse, uno de sus padres hacía lo mismo y heredó esa emoción.

Conocer y controlar las emociones propias,  y comprender las emociones de los demás, es la base para regular tanto caos personal y social. Muchas personas obran en contra de otras, creyendo que con esto están haciendo un bien, no  se dan cuenta que son víctimas de sí mismas.

El ser humano se compone de una mente consciente y una inconsciente. La primera es la encargada de recibir los estímulos a través de los sentidos, su capacidad es del 5%. La segunda, es la responsable de almacenar estos estímulos, que llegan a ella, cargados de emociones, su capacidad es del 95%. De esta manera se interpreta la realidad, de acuerdo a las creencias y paradigmas. Las emociones pueden ser reaprendidas.

3175206658 - 3007359666

No hay comentarios:

Publicar un comentario